Calle Maruja Torres, 6 Getafe (Madrid)
618 637 451

Bajar peso después de las vacaciones

volver

Son muchas las personas que a finales de agosto se comprometen a retomar sus hábitos saludables después de haberse relajado durante el verano. Se puede llegar a engordar entre 2 y 5 kilos cada verano. ¿La culpa? de las comidas más abundantes, el abuso de las grasas, el aumento en la ingesta de alcohol y los dulces. Los excesos que hacemos en nuestros días libres no son gratis, luego tenemos que pagarlos. Pero no hay que preocuparse todo lo que sube baja, con perseverancia y buena voluntad no hay objetivo que no se pueda conseguir.

Primer paso

Existe una presión emocional por el hecho de habernos relajado más de la cuenta en verano y la necesidad imperiosa de desconectar con la llegada de las vacaciones, volver a la rutina diaria de septiembre hace que nos resulte mas duro emocionalmente empezar otra vez, la autoexigencia por perder peso suele ser muy alta debido a un sentimiento de culpabilidad por exceso de relajación. Esta suele ser la época en la que más personas se proponen adelgazar y ponerse en forma junto con enero. Probablemente el primer paso mas importante es no exigirse demasiado. Y ante todo, vencer ese sentimiento de culpabilidad o de miedo al fracaso.

Consejos básicos

A continuación vamos a ver algunas pautas y pasos principales para poner en marcha la operación post-bikini.

Plan de entrenamiento personalizado:  Cuando decidimos ponernos en forma lo hacemos de forma individual y sin tener muy claro el plan que debemos seguir, tanto físico como alimentario. Por eso quizás uno de los puntos mas importantes es dejarse asesorar por un buen profesional,  un entrenador personal que te ayude a saber encontrar tus limites, evitar lesiones y motivarte para conseguir tus objetivos. 

Agua:  H2O es la fórmula perfecta para eliminar la grasa acumulada. Cuando no tomas la cantidad suficiente, haces que tus riñones se vuelvan lentos y pasen parte de su trabajo al hígado. El hígado es el órgano encargado de procesar las grasas y convertirlas en energía y no podrá realizar este proceso al cien por cien y disminuirá su potencial para eliminar grasa si además tiene que hacer el trabajo de los riñones. Mantener un buen estado de hidratación es vital y lo recomendable es tomar de 1,5 a 2 litros de líquidos al día. A pesar de que el agua es el mejor recurso para saciar la sed, los zumos de frutas y verduras también son buenas elecciones.

Reducir consumo de sal:  Así como los alimentos ricos en ella, como embutidos, conservas, ahumados o sopas preparadas. No se debería consumir más de 2.500mg de sodio (el equivalente a una cucharada), por día ya que el sodio ocasiona que retengas líquidos y te hinches.

Desayuno:  El desayuno es la comida más importante del día, es la primera ingesta tras 8-10 horas sin ingerir alimento, y nos debe aportar la energía necesaria para que nuestro organismo funcione con el máximo rendimiento. Si no consumes alimentos por la mañana, el cuerpo tiende a producir y almacenar más grasa abdominal. A parte realizar cinco comidas al día sería lo ideal y en ellas, introducir el consumo de frutas y vegetales, por su alto contenido en agua y sus propiedades fotoquímicas aumenta la producción de orina y favorece la función renal, lo que ayuda a limpiar el organismo. No pases hambre.

Mantente activ@:  El punto mas importante, el sedentarismo hará que todo lo demás no valga para nada, hay que intentar mantener una actividad física diaria aunque sea ligera, como caminar.

Puedes visitar nuestra web https://saludandfitness.es/ . También puedes visitarnos en Facebook e Instagram o echar un vistazo a nuestro canal de Youtube. ¡Te esperamos!